You are here Home

Fin de una disputa histórica

E-mail Imprimir PDF

Se termina una disputa histórica entre Profesionales de la Agrimensura e ingenieros civiles.

Con una resolución del Ministerio de Educación de la Nación quedó establecido que “la mensura, el diseño y organización de los catastros territoriales y la certificación del estado parcelario” son tareas exclusivas del profesional de la Agrimensura, y de esta forma, se pone fin a una histórica disputa con los ingenieros civiles en referencia a estas “incumbencias”.

Se trata de la Resolución Ministerial 1254/2018, donde quedaron establecidas las actividades reservadas de las carreras que según el artículo 43 de la Ley de Educación Superior “son correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público”.
 
La mensura y el catastro son actividades profesionales reservadas exclusivas, porque afectan de modo directo los bienes y los derechos de las personas mediante la determinación de límites de los inmuebles, objetos de los derechos reales de propiedad. Son exclusivas del Ingeniero Agrimensor, dado que su plan de estudio es el único que cuenta con los contenidos curriculares, carga horaria e intensidad de formación práctica exigidos.
 
“Es importante aclarar que las actividades reservadas exclusivas son solo a aquellas intervenciones profesionales que puedan comprometer un interés público, a diferencia de los alcances profesionales, que representan el total del conjunto de actividades que un profesional está habilitado a realizar” explicaron desde el Colegio de Profesionales de la Agrimensura de la Provincia de Santa Fe Distrito Norte con sede en la ciudad de Santa Fe, que es la entidad que gobierna la matrícula, reglamenta el ejercicio de la profesión y tiene potestad disciplinaria sobre la actividad.
 
El Agrimensor Ariel Horacio Velázquez, presidente del Colegio, expresó que “es una gran noticia para la ciudadanía ya que esta resolución brinda la seguridad de que las tareas de mensuras serán realizadas por profesionales con competencias”. Y agregó que “este es un logro importante para todos los agrimensores y se debe a un arduo trabajo de la Federación Argentina de Agrimensores (FADA) y de la Consejo Nacional de Escuelas de Agrimensura”.
 
Por su parte, Lucas Zanella Kohli, presidente de FADA, aseguró que “el proceso de revisión de actividades reservadas que culminó con el dictado de la Resolución era necesario, y que el Ministerio de Educación de la Nación ha hecho un excelente trabajo”. Por otro lado señaló “es satisfactorio ver que el trabajo realizado a conciencia por las redes de la Agrimensura y la Federación ha dado sus frutos. Debemos seguir trabajando juntos la Federación y las Redes de la Agrimensura para lograr que la formación de nuestros profesionales siga siendo de excelencia”.
 
Por último recordó que “este trabajo conjunto se inició tiempo atrás de la mano del colega fallecido Miguel Díaz Saravia, al cual queremos recordar y reconocer en este momento especial”.
 
Actividades Reservadas
 
De acuerdo al Anexo XIV de la Resolución 1254/2018 del Ministerio de Educación de la Nación, las actividades reservadas al título de Ingeniero Agrimensor son:
 
1. Determinar y verificar por mensura límites de objetos territoriales legales de derecho público y privado, parcelas y estado parcelario, jurisdicciones políticas y administrativas, bienes públicos, objetos de derechos reales y de todo otro objeto legal de expresión territorial con la respectiva georreferenciación y registración catastral.
2. Certificar el estado parcelario.
3. Diseñar y organizar los catastros territoriales.